Los nuevos dioses del siglo XXI 1

Cada vez se cuentan en mayor cantidad los agnósticos, ateos, laicos o gente que no profesa ninguna religión en particular. Muchas de estas personas se creen a salvo de la adoración, la fe y otros comportamientos irracionales y muy interiorizados que se estimulan en las religiones.

Lo que no saben estas personas es que los Dioses nunca mueren, sino que se renuevan, y a lo largo de los siglos siempre aparecen esas divinidades a las que ofrecer nuestros sacrificios, nuestros pensamientos y nuestra voluntad. Por ellos se dilapida tiempo y dinero, por ellos a veces se crean conflictos

No hace falta pertenecer a una religión para adorar a los Dioses, ni tampoco tienen que presentarse en sus formas más habituales. Los dioses nunca mueren, sólo cambian, como los que ahora os voy a presentar. Y descubriréis que más de uno de ellos se encuentra en vuestro Olimpo particular…

Dios Crédito

No hace muchos años, la adoración por este Dios fue una locura colectiva. No en vano, España fue una de las primeras naciones en declarar su fe creditólica pisitólica romana, y en ella empeñó todos sus recursos, sus sueños y su futuro. Desde créditos de varios millones de euros hasta minicréditos tipo Kredito24 para comprarse un coche o reformar la casa, todos los ciudadanos de este país profesaban y demostraban su fe crediticia.

Lo que muchos seguidores desconocían del Dios Crédito es que éste no responde igual ante todos sus seguidores. Mientras que para los devotos más humildes del Dios Crédito, el no responder ante sus insaciables necesidades acababa en embargo o desahucio, para algunos caciques locales o profetas mayores del crédito (aquellos que alentaban a la ciudadanía para la adoración del dios crédito) las condiciones que impone el Dios Crédito no eran las mismas que para los seguidores menores de la fe crediticia.

Otro de los errores en los que cayeron e hicieron caer a los adoradores menores de esta deidad, es que el crédito supone a la larga un compromiso al que estás atado durante años, además de que por los intereses puedes acabar pagando un precio mucho mayor por algo que mediante ahorro se pagaría de forma mucho más cómoda.

Actualmente, el Dios Crédito se encuentra en paradero desconocido, incluso muchos le dan por muerto. Existen muchos falsos profetas que están imponiendo muchos sacrificios a todos los demás (menos a ellos mismos) en pos de ”que fluya el crédito”. Lo que estos falsos profetas no saben (o lo que es peor, lo saben y les da igual) es que de la misma forma que una manguera llena de agujeros no tira agua, un sistema bancario agujereado se comporta igual. Y a día de hoy, el archiconocido Dios Crédito se escapa en decenas de millones por esos agujeros que unos cuantos interesados no quieren tapar.

Dios Café

Uno de los dioses más internacionales, se consume y se adora en orden de 135 millones de sacos de 60 kg para el periodo de 2011/2012, hasta situarse en la segunda materia prima más comercializada del mundo, sólo por detrás del petróleo.

Es tal la profunda adicción y necesidad que crea entre sus seguidores, que muchos de ellos niegan su condición de persona hasta que no se toman un café por la mañana. Según algunos estudios, los seguidores de la divinidad Café son una especie de alma etérea sin cuerpo ni forma visible hasta que toman el café mañanero, momento en el cual adquieren su forma humana. Otros estudios sugieren que la cafeína es lo que reordena las cadenas protéicas en disposición antropomórfica a unos seres de aspecto gelatinoso y tentaculoso llamados Cu’cthufluc’vinazhut , unos seres alienigenas que no saben mentir y que por ello admiten que ”hasta que no tomo un café por la mañana, no soy persona”.

Ya se que los conguitos y el café no tienen nada que ver, pero estoy seguro de que si alguna vez los cielos se abren y baja entre coros celestiales y rayos cegadores de luz divina el mismísimo Dios del Café, será como un Conguito. Y además los Conguitos son graciosos, no necesitan justificación para aparecer.

Los estudios serios y no imaginarios simplemente afirman que la cafeína es un aclaloide presente en el grano del café con propiedades estimulantes. Al Dios Café se le atribuyen también otras propiedades mágicas como reducción del riesgo de padecer Alzheimer, cardiopatías, antineoplásico y, en colaboración con el Dios Piti o Cigarro, un potente efecto laxante.

La deidad cafetil se presenta ante los mortales en muy diversas formas, desde cantidades industriales a precios abusivos en el multinacional templo de los hipsters Starbucks hasta en prácticas y cómodas cápsulas de Nesspreso, un exitoso invento patrocinado por el atractivo profeta George Clooney.

Dios Google

Se podría decir de este Dios que es el de la propia creación y existencia: si lo que buscas no se encuentra entre sus páginas, es que no existe. Maestro entre maestros, reúne en su haber todos los conocimientos y la sabiduría de los más grandes filósofos y pensadores de la humanidad, desde Confucio hasta Homer Simpson, todos están entre sus páginas.

La deidad Google nos proporciona además todo tipo de placeres y diversiones, desde el onanismo más básico ( ¿Sabíais que el 90% de las búsquedas en Google son pornografía?) hasta diversión interminable, enganchando en Youtube uno tras otro vídeos de gatos haciendo cosas graciosas o simplemente siendo gatos.

Casi me cargo Internet, he tenido que buscar ”Google” desde Google para conseguir esta imagen.

Entre los poderes de Google también se encuentra dar rienda suelta a nuestras ansias consumistas en sus millones de tiendas y productos online que únicamente pueden encontrarse en la World Wide Web, o completar trabajos y apuntes inacabados, razones por la cual esta deidad tiene una gran aceptación y respeto entre la comunidad estudiantil de todo el mundo.

Y aunque difícil, cuentan las leyendas que a través del Dios Google hay quienes han encontrado a uno de los seres mitológicos más codiciados en España, el contrato de trabajo.

Dios Smartphone

Pese a ser la deidad más joven de las ya mencionadas, no ha necesitado mucho tiempo para hacerse un hueco en la sociedad, hasta puntos realmente enfermizos y creando entre algunos de sus seguidores una devoción desmesurada propia de sectas.

Pese a las terribles carencias que presenta España en muchas cosas básicas, el Smartphone no es una de ellas, pues somos el país de Europa con más móviles de esta generación. Muchos devotos de la fe del movilaco ni pestañean al dilapidar la mitad de lo que ganan en un mes en tener uno de esos móviles de ultimísima generación, pese que en muchos casos la única razón para hacerse con una máquina tan sofisticada es por tener Whatsapp y poder estar en contacto con sus amigos las 24 horas del día, dejando de lado el gran abanico de posibilidades que tienen algunos terminales , sobre todo los Android, gracias a sus múltiples aplicaciones.

El síntoma más preocupante de la religión smartphoniana es la zombificación que produce en algunos de sus seguidores, un fenómeno que ya fue predicho hace años en la película de animación Wall E, en la que se presentaba al humano del futuro como un ser obeso, aislado socialmente e incapaz de levantar la vista unos segundos de una pantallla.

A la izquierda, estampa real y cada vez más habitual. A la derecha, fotograma de Wall-E (2008), película que apareció antes del auge de los Smartphones y ya avisó de la ”zombificación” que producirían.

Durante la extensión de la fe Smartphone he llegado a ver comportamientos desde peligrosos, en el que un conductor iba haciendo eses por la carretera, poniendo en peligro a él mismo y a los de su alrededor, todo por estar escribiendo por el móvil mientras conducía; hasta tristes escenas en las que durante el almuerzo, en una mesa de 12 personas, no oírse ni una palabra durante varios minutos, pues estaban todos con la cabeza agachada, olvidándose del presente e ignorando a todos los que le rodeaban, abandonando el placer de la conversación. Un comportamiento que se puede ver hoy en día en cualquier terraza de bar o restaurante. desde grupos de adolescentes a parejas ya adultas.

La delgada línea entre la devoción y el fanatismo se rompe cuando nuestra adoración sobrepasa y contamina otros aspectos de nuestra vida, como las relaciones personales. Asi que cuidado con dónde dejáis los límites y controlad a vuestro Dios antes de que él os controle a vosotros.

Dios Facebook

El enemigo número uno de otro de los dioses mayores, el Dios de la Productividad y la Competitividad. En mi opinión creo que está además enemistado con otro de los dioses ya mencionados, el Dios Google, pues conozco a varios que prefieren pasar horas y horas en Facebook sin tener nada que hacer antes que ponerse a explorar y ampliar sus conocimientos a través de Google.

Lo que antes era un sueño imposible para voyeurs, cotillas o aquellos que querían saber todo lo posible sobre esa persona que les gusta pero que apenas veían, el Dios Facebook lo hizo realidad, consiguió que muchos abrieran sus vidas y las expusieran al mundo sin temor y sin pensar a veces que en el momento en el que algo cae en Internet escapa del control del propio emisor del contenido.

Dios Masturbación

Terminamos el ciclo de dioses modernos con una de las deidades que va de la mano (nunca mejor dicho) de Google. Pese a ser una divinidad muy extendida y muy satisfactoria según aquellos que la practican, sus seguidores demuestran su fe en privado, salvo en muy excepcionales ocasiones , como en los gang bangs o en aquel juego/leyenda urbana conocido como juego de la galleta, pues hay que ser un poco…dejémoslo en ”rarito”, para querer practicarlo.

Si bien la adoración del Dios Paja resulta placentera incluso en soledad, es todavía más deseable cuando se ejerce en compañia de otro devoto que nos resulte atractivo desde un punto de vista sexual. Y además, aunque unos lo admitan más que otros, es una deidad adorada igualmente por hombres y mujeres, aunque ellas, más finas, prefieran llamarlo ”tocarse”.

Facebooktwittergoogle_plus

One comment on “Los nuevos dioses del siglo XXI

  1. Reply Jaume Ene 25,2013 20:52

    Dios Porro, Dios Warhammer xD

Leave a Reply