El fin del trabajo – la 4ª revolución industrial 2

Sin ser precisamente un entusiasta de estos foros de economía en los que la ortodoxia más conservadora y autodestructiva se reúne para decidir cómo darle solución a los problemas en los que ellos mismos nos han metido, la última edición del Foro Económico Mundial de Davos ha sacado a relucir un tema que ya se ha mencionado en este blog y que va a ser otro de los muchos grandes retos a los que hay que enfrentarse . Y no hablo en futuro porque, tal y como ocurre con el cambio climático o el inminente colapso financiero, son cambios que estamos viviendo ya mismo.

La realidad señalada en el último Foro Davos (aquí el resumen) es la compartida desde este blog en posts anteriores: La fuerza laboral humana es cada vez más prescindible en cualquier sistema de producción, sin que se esté produciendo un plan de transición eficaz para cubrir esta nueva realidad.

Los que todavía consideran que este fenómeno no supone un impacto del que ocuparse, aseguran que estas nuevas tecnologías crearan nuevos puestos de trabajo con los que absorber esa demanda de empleo por parte de la población.

davos forum

En el foro de Davos han dado respuesta a ese argumento, y si bien admiten que se crearan unos 2 millones de puestos de trabajo nuevos, el balance seguirá siendo negativo con respecto al número de empleos perdidos (7 millones) entre 2015 y 2020, lo cual nos da un resultado neto de 5 millones de puestos de trabajo perdidos.

Según este informe, los 2 millones de trabajos nuevos vendrán de campos relacionados con la informática (cómo no), las matemáticas y la ingenieria. La pérdida masiva de hasta dos tercios del total se dará en los conocidos como ‘white collar worforce’, es decir, trabajos de oficina y administración, además de puestos de mano de obra, los cuales por otra parte, aunque se reducirán, requerirán perfiles más especializados, de técnicos muy cualificados.

Las palancas del cambio

Como principales desencadenantes de los cambios en las tendencias actuales del trabajo, los encuestados (371 representantes de empresas que en total suman 13 millones de empleados) destacaban las naturalezas cambiantes de por sí de cualquier trabajo, el cual hará que la antigua virtud más valorada por las empresas (experiencia) pase a un segundo plano y sea más importante la capacidad de adaptación y aprendizaje del nuevo empleado.

palancas del cambio trabajo

Igual de importantes destacaron la clase media emergente en varios paises y las consecuencias del cambio climático, que ponen de manifiesto que los problemas que anticipan en el informe del foro de Davos se están produciendo ahora mismo.

Tendencias por sector laboral

Los empleados que más van a sufrir estos cambios serán aquellos puestos de formación intermedia o de baja formación, como puestos administrativos, cadenas de fabricación y construcción. Además de que el balance de puestos destruidos es más alto que el de puestos creados, la pérdida de puestos de trabajo en formación media o baja supondrá una todavía más acusada caída de la clase media.

Balance neto laboral

Balance de empleados por sector en el periodo de 2015-2020.

Si bien se podría pensar que esto supondría un desplazamiento masivo a puestos de trabajo de alta formación, alto valor añadido y mejores sueldos, en lo que se va a traducir realmente es en mayor competencia en los puestos de valor añadido, y por otra parte falta de oportunidades para aquellos que dependían de puestos intermedios o bajos para progresar.

Puestos de trabajo de alto valor añadido como programador, web developper o editor pueden ser ahora cubiertos por cualquier persona del planeta ¿y quien contratará a un programador español teniendo uno en india por la mitad? ¿y quien contratará a uno indio teniendo a un senegalés por la mitad? En la guerra de precios y devaluación de la fuerza laboral, todo sea por la sacrosanta ”competitividad”, la espiral deflacionaria va a ir en aumento

La siguiente gráfica además muestra que no habrá sector industrial capaz de absorber la demanda de todos aquellos trabajadores que van a perder su puesto de trabajo ante el avance de la digitalización cada vez más acusada de la economía global

Facilidad de empleo esperada I

Cambios esperados en facilidad de empleo por sector laboral. Todos los sectores presentan una tendencia negativa o muy pobre de facilidad para generar nuevos puestos.

Las barreras al cambio

Mientras que en revoluciones industriales anteriores, los cambios se han producido a una velocidad que ha permitido un periodo de adaptación tanto a empresas, trabajadores y instituciones de enseñanza, los cambios de esta cuarta Revolución industrial son tan vertiginosos que no se están dando los pasos necesarios para absorber esta transición.

barreras del cambio

Entre una de las barreras más importantes para el cambio, entre las tres primeras señalan la falta de entendimiento de estos cambios así como presión de accionistas por miedo a perder rentabilidad a corto plazo. Que estas sean algunas de las principales barreras de adaptación a esta realidad muestra que existe una clara falta de voluntad e interés para avanzar y asumir esta nueva realidad de la forma menos traumática posible.

El papel de la educación en la nueva revolución industrial

Uno de los puntos que destaca el resumen del informe de Davos es la falta de adaptación del sistema educativo a este nuevo paradigma. Se estima que el 65% de los trabajos en los que van a terminar los niños que ahora mismo están estudiando en la escuela no existen todavía, luego ¿de qué les servirá lo que aprendan en la escuela? ¿Se adaptan los métodos educativos lo bastante rápido a estas nuevas profesiones?

Relacionado con esto, leí unas semanas antes por casualidad un interesante artículo sobre el fundador de una escuela en la que el proceso de aprendizaje pasa a ser de pasivo (el actual, donde los alumnos se limitan a escuchar a los profesores), a activo; donde sin profesores y sin lecciones se les plantean proyectos que tienen que llevar adelante con sus propios recursos mentales y habilidades que se van puliendo en el proceso de aprendizaje.

Como muestra de lo que contiene el recomendable artículo, cito una de las respuestas que mejor resume la intención detrás de este profesor y su escuela:

 

Si echamos la vista atrás, nuestro sistema educativo se ha basado en transferir a los estudiantes lo que sabemos y la forma de hacerlo son las clases magistrales. Con los exámenes se evalúa si los alumnos contestan o no lo correcto. Ese método ya no sirve. No sabemos los trabajos que existirán dentro de dos años y desconocemos lo que los jóvenes tendrán que resolver. En el mundo actual, todo cambia deprisa y hay que entrenar a las mentes para saber reaccionar frente a la incertidumbre. Eso es lo que hacemos en la d.school. Nuestra revolución ha sido acabar con los alumnos sentados frente a una pizarra. No se aprende escuchando a un profesor, sino haciendo proyectos reales. Salir a la calle, detectar problemas, diseñar soluciones y probarlas con personas. Esa es nuestra forma de trabajar. Los casos reales aceleran el proceso de aprendizaje mucho más que los ejercicios de clase basados en hipótesis. Nosotros no les pedimos que resuelvan problemas, sino qué identifiquen cuáles son los problemas

Conclusiones

Como medidas inmediatas y a largo plazo , las medidas propuestas de Davos me parecen insuficientes. Si bien a largo plazo es posible aplicar algunas de las que proponen, como reinventar el sistema educativo, pensar en el aprendizaje continuo y la colaboración inter empresarial y público privada, a corto plazo no hay voluntad ni planes con los que dar respuesta.

Estas disrupciones tan bruscas en el trabajo y además sin vistas de una solución o paliativo temprano, van a conducir a unas tensiones sociopolíticas nunca vistas. Por mucho que nos ocupemos de nosotros mismos, los problemas que ocurren al vecino acaban tarde o temprano afectando a todos, por lo que no tiene sentido seguir pensando que nosotros estaremos a salvo por mucho que tengamos un puesto o una empresa a salvo de esta revolución industrial.

En estos últimos años estamos presenciando una caida de los precios de las materias primas más básicas (petróleo, cobre, otros metales) y que son el primer indicador de que la demanda mundial está en constante descenso. Este fenómeno conocido como espiral deflacionaria (menor demanda-> caída de precios -> impago de deudas -> quiebras/despidos/devaluaciones salariales) lo llevamos arrastrando desde el inicio de la era post-Lemhan de 2008 y sigue demostrándonos que, no sólo ya no se espera la vuelta del crecimiento, sino que ni es deseable (dados los límites climáticos y físicos a los que estamos llegando) ni aunque llegara va a traducirse en recuperación de la fuerza laboral humana, como ya demuestra el informe de Davos y la revolución industrial 4.0.

Visto el panorama de demanda menguante tanto en la oferta de trabajo como en la de bienes y servicios (precisamente causada por esa falta de trabajo), no es de extrañar que propuestas consideradas tan utópicas y radicales como la ‘Basic Income’ o Renta Básica Unviersal fuera uno de los temas planteados como posible solución en el World Economic Forum de Davos, y que también ha sido propuesto por otras asociaciones.

Además del tan abstracto y cacareado ”fomento del talento y el aprendizaje continuo” que también proponen desde Davos, cómo soluciones inmediatas he echado en falta propuestas más prácticas y concretas, como por ejemplo más facilidades para la autosuficiencia, tanto energética como alimentaria, algo especialmente penalizado en España donde legislaciones que nacen del lobbismo más escandaloso y burocracias absurdas hacen que sea difícil esta alternativa.

En cualquier caso, y como en tantos otros temas, aunque suenan las campanas y saben perfectamente desde dónde, tanto élites como sociedad afectada por estos cambios muestran la falta de interés y voluntad de costumbre, que no se transformará en urgente necesidad hasta que la realidad entre por la puerta y sea imposible acallarla.

Facebooktwittergoogle_plus

2 thoughts on “El fin del trabajo – la 4ª revolución industrial

  1. Reply Miguel Feb 23,2016 11:59

    Como siempre muy acertado el tema. Me parece increible que nadie esté hablando de este tema.

    No va haber soluciones mágicas pero no es normal que tengamos 6 millones de personas en nuestro país saludables, que pueden trabajar y aportar a la sociedad y tengan que estar en casa pasandolo mal.

    No sé si la solución es reparto del trabajo (que sentido tiene que haya gente que haga más de 40 horas efectivas y otros esten en su casa?) o renta básica o una combinación de ambas, pero creo que hay que actuar y rápido.

    Das la clave en la autosuficiencia energética y alimentaria, a ver si me pongo y escribo un artículo sobre este tema, que tengo ganas.

  2. Reply Drg Mar 27,2017 6:51

    Creo que la adaptacion a las nuevas tecnologias es inminente y la capacitacion de las empresas es la clave para seguir manteniendo la competitividad en el mercado y respecto a la mano de obra si esta siendo sustituida por maquinas (robotica) eso si es un problema. Saludos

Leave a Reply