No somos millonarios del tiempo

Entre la interminable lista de recomendaciones musicales, cinematográficas y literarias que he recibido a lo largo de los últimos años, había una que se me quedó especialmente grabada, precisamente por ser la única recomendación con sabor amargo.

Todos los que me habían recomendado esta película coincidían en el diagnóstico ‘’la idea de la película es brillante, pero está muy mal llevada’’. Para disfrutar de su interesante planteamiento, debías tragarte 109 minutos de guión pobre y actuaciones pésimas.

Después de haber visto ‘In Time’ (Andrew Niccol, 2011), tengo que decir que cuando hay tanto consenso, hay poco margen para la sorpresa. Efectivamente, la película parte de una idea que daría para una serie sobresaliente de la HBO, pero juega en su contra el convencional guión, apoyado en unos actores protagonistas que no inspiran demasiado.

alitadepollo in time

La cuestión es que pese a ello, se desprenden unas cuantas reflexiones interesantes del mundo de ciencia ficción que se desarrolla en ‘In time’. En esta sociedad futura que narra la película, se ha descubierto la fórmula contra el envejecimiento, un hallazgo que supone un cambio trascendental en la concepción del tiempo, que pasa a ser la divisa universal con la que la gente debe comprar tanto sus necesidades básicas como sus lujos.

A partir de los 25 años, se activa en el brazo de todo ser humano un contador con un año extra de vida. Dependiendo de su fuente de ingresos, la sociedad se divide entre aquellos con más y menos tiempo de vida, y se separan en distritos acordes a su estatus, en este caso, tiempo restante de vida, que puede variar desde unas pocas semanas hasta miles de años. Cada transacción del dia a dia (alquiler, comida, transporte, salario) se hace a cambio de tiempo de vida: minutos, días, años….

no perder tiempo alita de pollo blog

El ‘pueblo de a día’ cuenta con una población de 2.609.886 y un tiempo de vida promedio de 23 horas. Por otra parte, tenemos ‘al nuevo estado de la hora central’, el cual cuenta con una población de 567.892 y un tiempo de vida promedio de 347 años.

¿Y qué otras particularidades existen en la sociedad futurista ‘In time’? Para ahorraros los 109 minutos de mediocridad cinematográfica, os traigo una lista de las ideas más interesantes que se desprenden de la película.

‘’El día que la m**rda tenga valor, los pobres nacerán sin culo’’

Esta frase que se atribuye erróneamente a Gabriel Garcia Márquez resume lo que muchos autores han intentado transmitir a lo largo de la historia, ya sea a través de películas como la mencionada, o como intenté describir en este mini relato sobre el karma como moneda de cambio.

No importa el modo, las sociedades se las arreglan siempre para crear una división entre ricos y pobres,  élite y siervos, señores y vasallos, separadas por una brecha de desigualdad que la élite se encarga de mantener.

En el caso de In time, aquellos con poco tiempo de vida son confinados a distritos donde hay poco tiempo de vida entre sus habitantes y el coste de los bienes básicos sube constantemente, con tal de mantenerlos sometidos a un trabajo de subsistencia del que no puedan escapar y que no pueda hacer tambalear la posición privilegiada de los millonarios en tiempo

Maneras de vivir/pasar el tiempo

Durante la película se ven pequeñas muestras de cómo se comportan las sociedades en función de su tiempo de vida. Los pobres viven apresuradamente, moviéndose con prisa y sin perder el tiempo de un lado a otro; y con unos vínculos interpersonales mucho más fuertes que en los de la sociedad rica. Los pobres en tiempo no dudan en recordarse a menudo lo importantes que son para ellos las personas de su círculo más cercano (familia, amigos), además de que tienen una mayor tendencia a compartir.

in-time-movie-image-justin-timberlake-amanda-seyfried

’’Ahora lo de compartir te parece una idea maravillosa, ¿verdad?’’ le dice Justin Timberlake a una millonaria en tiempo que, por desarrollo de la trama, pasa de tener décadas de vida por delante a apenas unas horas, y que le había negado hace poco regalarle más tiempo.

En la sociedad rica, por el contrario, son increíblemente sobre protectores dado lo mucho que tienen que perder, por lo que apenas hacen nada que se salga de lo convencional. Además, al no tener esa presión del tiempo encima, se dedican enteramente al ocio, actuando y relacionándose entre ellos con frialdad.

¿Cuánto vale el tiempo?

En un momento de la trama, la protagonista se ve forzada a vender unos pendientes de diamantes auténticos para ganar un poco de tiempo. El prestamista, que ve la desesperación en los vendedores, les ofrece dos días por unos pendientes que en su momento le costaron años.

Este pequeño gesto es un gran ejemplo de la verdad detrás del tiempo: no hay nada más valioso en el mundo. ¿O no estarías dispuesto a dar absolutamente todos los bienes materiales que tienes a cambio de dos días más para vivir y conseguir más tiempo? ¿Qué son unos carísimos pendientes comparados con más tiempo de vida?

A menos tiempo, más riesgos

‘’Todos podemos vivir para siempre mientras no hagamos ninguna tontería’’ dice uno de los millonarios de tiempo.

Para los ricos, acciones tan inofensivas como bañarse en el mar supone un riesgo innecesario al que exponer sus cientos de años de vida restantes ¿Por qué arriesgarse, aprovechar el tiempo o hacer algo hoy cuando te quedan cientos de años por delante?

Para los pobres en tiempo, en cambio, no dudan ni un segundo en tomar decisiones valientes. Probablemente solo tengan ese instante para actuar de esa forma

“No tengo tiempo de pensar cómo pasó. Las cosas son como son”

Splinter Spaulding Spointer SPOILER

Esta es una respuesta que recibe Amanda Seyfried (la mujer pechugona protagonista) de Justin Timberlake (el macho puedo-con-todo protagonista) durante un momento de tranquilidad en el que le pregunta extrañada si no piensa a menudo en su madre, que muere a principios de la película.

Con esta resupuesta, Justin le da a entender que no tiene tiempo de anclar la mente en el pasado, es muy consciente del poco tiempo presente que le queda, y no hace más que pensar en el aquí y ahora.

Dejando de lado la limitación temporal que tienen en la película, es una actitud mucho más sana mentalmente, tal y como llevan estudiando desde hace miles de años en escuelas del pensamiento como el budismo o el confucionismo, a través de la conciencia plena o mindfulness o la meditación.

Nos autosometemos a una inagotable fuente de estrés y pensamientos que no conducen a ninguna parte cuando estamos anclados mentalmente en el pasado, dándole vueltas a aquello que dijimos o hicimos mal. ¿Que sentido tiene todo ese sufrimiento por algo que ya es imposible cambiar? ¿Cuantos acontecimientos presentes nos hemos perdido a lo largo de nuestra vida por estar mentalmente en otra parte, ya sea pasado o futuro?

—————————————————-

Si interiorizaramos enteramente esa idea, que tenemos un contador de nuestro tiempo que va disminuyendo cada dia ¿te pensarías tanto aplicar para ese puesto o esa beca de la que te autoconvences que ‘’no cumples los requisitos’’? ¿Seguirías lanzándole miradas a ese que te interesa esperando que de alguna forma detecte que tienes interés en él? ¿Seguirias anclado en esa situación que no te llena y que esperas que algún día cambie?

in-time-brazo

¿Acaso necesitamos un recordatorio constante en nuestro brazo para valorar y hacer mejor uso del tiempo que nos queda?

Facebooktwittergoogle_plus

Leave a Reply